Todo sobre el trastorno del lenguaje expresivo y receptivo

El trastorno de lenguaje expresivo es uno de los principales trastornos del lenguaje, junto al trastorno de lenguaje receptivo. Ambos tipos afectan al niño disminuyendo su capacidad del habla y vocabulario. Es decir que dificulta que este pueda recordar las palabras o pronunciar oraciones completas. Sin embargo, el niño puede entender con normalidad sin afectar sus habilidades del idioma.

El trastornos de lenguaje expresivo se desarrolla de una manera singular. Los niños que tienen esta condición, tratan de transmitir sus mensajes sin tener éxito. Algunos niños pueden sufrir ambos trastornos. El trastorno receptivo y expresivo. Llegando a presentar síntomas que dificultan aún más su aprendizaje y comunicación con los demás.

Características del trastorno del lenguaje expresivo y receptivo

El trastorno de lenguaje expresivo deteriora el desarrollo del niño en cuanto a su manera de trasmitir lo aprendido. Las dificultades puede ocurrir en los momentos donde el niño trata de comunicarse, involucrando el lenguaje verbal así como el algunos caso el lenguaje de señas.

Los niños que padecen de alguna condición como tartamudez, sordera o mudez, pueden ser los más afectados si no reciben el apoyo adecuado.

Existen características propias de este trastorno del lenguaje, que varían según la edad del niño y el grado de problema que puede presentar. algunas de estas pueden limitar el habla y vocabulario. La dificultad para aprender nuevas palabras, errores del vocabulario, realizar oraciones cortas, emplear el habla para hacerse entender correctamente y otras variedades de estructuras que tiene mucho que ver con las formas verbales o lo que el niño puede aprender en la escuela y hogar.

En gran mayoría de casos, se omiten ciertas palabras, haciendo que el desarrollo del lenguaje se vea deteriorado o pausado, haciendo más difícil el aprendizaje.

¿Por que se desarrolla el trastorno de lenguaje expresivo?

El trastorno de lenguaje se desarrolla con el paso del tiempo o también puede se adquirido. En cualquier de los dos tipos, expresivo o receptivo desde el primer momento empieza afectando el aprendizaje y comunicación del niño.

En el tipo adquirido, el trastorno de lenguaje expresivo se desarrolla como consecuencia de una afección médica o neurológica. En algunos casos puede ser causado por traumas en la cabeza, irradiación, traumatismo encefalitis, neurosis, etc.

En cuanto al trastorno desarrollado, los niños empiezan a hablar de manera tardía y progresan más lento de lo habitual.

Síntomas del trastorno del lenguaje expresivo – receptivo

Los niños que padecen del trastorno del lenguaje, muchas veces se ven dificultades en su desarrollo del habla con el paso de los años. Muchos de ellos, obtiene una baja calificación sobre las medidas estandarizadas de la capacidad intelectual promedio de otros niños. Las alteraciones o deficiencias, pueden manifestarse médicamente, con algunos síntomas como tener un vocabulario limitado, dificultades para recordar las palabras, cometiendo errores mayores con el paso del tiempo.

Los niños con problemas en el lenguajes expresivo o receptivo, tienden a desarrollar las siguientes dificultades:

Forma de hablar vagamente o aturdida

Con el desarrollo del trastorno del lenguaje, los niños no pronuncian bien las palabras, además que el organismo no ayuda para su buen entendimiento.

En la casa: El niño obvia el uso de nombrar a los objetos por su nombre, como ejemplo puede deci cosa o cosas repetidamente.

En el colegio: No logra entender bien la materia. Como consecuencia, repite lo mismo que dicta el profesor cuando es requerida sus  respuestas.

Dificultad: Tienen dificultad para expresarse correctamente, expresando un lenguaje por debajo del promedio.

Demasiado Tranquilidad

En casa: El niño deja de relacionarse con los amigos.

En los estudios: No participa mucho en clase.

Dificultad: Los niños con problemas de lenguaje expresivo tienen dificultad para expresar sus ideas.

Entendimiento

En la casa: Los niños con trastorno de lenguaje expresivo pueden concentrarse en la lectura o lo que le dice, perro se le hace difícil manifestar su entendimiento acerca de ello.

En los estudios: Seguidamente comente eoes al promunica verbos, pronombres o manifestar sus palabras.

Dificultad: La falta de entendimiento, hace que mezclen las palabras o obvien algunas al momento de expresarse. Las oraciones que emiten, algunas veces no llegan a tener sentido.

Algunos consejos

 

Muchos niños mejoran su aprendizaje y entendimiento con el apoyo adecuado de los padres  y profesionales. Entendemos que estos trastornos son los más comunes y principales.

El trastorno de lenguaje expresivo y receptivo pueden originarse por falta de apoyo o alguna enfermedad, ero esto no puede impedir que el niño mejore sus capacidades si lo necesita.

Si le preocupa que el niño pueda tener algún tipo de trastorno del lenguaje, puede seguir estos consejos.

  1. Averigüe cuáles son los diferentes  tipos de trastornos del lenguaje.
  2. Puede tomar notas o tener en cuenta lo que observa en el niño.
  3. Consulte lo que los maestros o tutores observan en el niño.
  4. Realice una consulta con el médico de casa o del niño.
  5. Puede consultar o averiguar en la escuela u otros sitios donde puedan evaluar al niño o recibir apoyo.
  6. Puede consultar dónde recibir tratamientos y terapias.
  7. Encuentre la mejor manera de ayudar al niño.

Luego de entender cómo se encuentra la situación de su hijo, puede tomar la decisión correcta. Se sorprenderá que existen lugares además de centro de estudios, donde brindan apoyo y terapias para los niños con trastornos del lenguaje expresivo o receptivo. Muchos de estos niños pueden relacionarse de la mejor manera y aprender de manera didáctica. Incluso en algunos casos, el ambiente es tan agradable llegan a tener buenos avances a compracion que la escuela. Encontrar un buen lugar donde los niños no sean tan presionados y sean aceptados de la mejor manera, beneficiara los avances del niño.

 

Comentarios

X